Header
Header
Header
Header
Header

EL NÚMERO 11

maio 9th, 2013 | Posted by Paulo Pinto in Artigos

AHM
Si diez es el número que marca la perfección del orden divino, entonces once es una adición al mismo, subvirtiendo y deshaciendo este orden. Si doce es el número que denota la perfección del gobierno divino, entonces once no alcanza a ello. Así que tanto si consideramos el 11 como 10 + 1 o como 12-1 es el número que denota desorden desorganización, imperfección y desintegración.
No hay mucho acerca de este número en la Palabra de Yahweh, pero lo que sí hay es significativo, especialmente como factor y por lo que ya hemos visto en los estudios anteriores.

Los Jefes De Edom
eran once (Gn. 36:40-43), y Edom, aunque estrechamente relacionado con Israel, era diferente de él en orden y en gobierno, existiendo el más profundo odio entre ellos. El término hebreo para “duque” (RV; V.M.: “caudillos”; RVRy RVR77, “jefes”) es un múltiplo de 13.

Los Once Hijos De Jacob
hablan de la desintegración y desorganización de la familia de Jacob, lo que hizo que se pudiera decir: “y otro no aparece”.

De Horeb A Cadés-Barnea
Era un viaje de once jornadas (Dt 1:2). Un día más los hubiera llevado a la completa administración de todas aquellas maravillosas leyes que Yahweh les había dado.

Eli, Ofní Y Fineés
tienen por gematría el número 462, cuyos factores son el 11 y el 42; ambos significativos del desorden en la casa de Elí, y de la desintegración de Israel.
Joacim (Joyaquim) Reinó Once Años
cuando Nabucodonosor llegó y comenzó su obra desintegradora contra Jerusalén (2° R. 23:36; 24:1 y 2° Cr. 36:5, 6).

Sedequías Reinó Once Años
cuando Nabucodonosor completó el trabajo de poner fin al gobierno de Israel en Jerusalén (2° Cr. 36:2; Jer. 52:1), “en el undécimo año se abrió brecha en el muro de la ciudad” (Jer. 39:2)

El Año Undécimo
En el que Ezequiel profetizó contra Tiro (Ez. 26:1) y contra Egipto (30:20 y 31:1) fue el año undécimo de Sedequías, en el que Jerusalén fue desolada. Y la triple repetición de ellos es para hacernos conscientes del hecho de que Tiro y Egipto serían desoladas como lo había sido Jerusalén.

Los Once Apóstoles
dan testimonio de la desintegración entre los Doce (Hch. 2:14, etc.), mientras que La Hora Undécima
(Mt 20:6,9) es proverbial como contraria tanto a lo correcto en orden como a disposición.

La Vida De Yahshua Sobre La Tierra
fue de alrededor de 33 años (3 x 11), y fue entonces “cortado” y “todavía no vemos que todas las cosas le estén sometidas” (Dn. 9:26; He. 2:8).

Mil Cien
Se emplea sólo dos veces, ambas refiriéndose a los tiempos de administración defectiva, marcados por el hecho de que “no había rey”:
(1) Jue. 16:5, el soborno filisteo que privó a Israel de su poderoso juez y libertador Sansón.
(2) Jue. 17:2, etc., relacionados con la introducción de la idolatría en Israel, que conllevó problemas y desintegración; añadido al orden y a las ordenanzas que Yahweh les había promulgado; ello llevó finalmente a la ruina y pérdida de todo gobierno.
Dan y Efraín fueron las dos tribus delincuentes, porque Micá, que hizo la imagen con los mil cien siclos, era efrainita, y la tribu que robó la imagen y su sacerdote era la de Dan. Ambas tribus son omitidas de las tribus en Ap. 7, en conformidad a la declaración de Yahweh en Dt. 29:18-20 de que aquel “varón o mujer, o familia o tribu” que introdujeran la idolatría en Israel, “Yahweh BORRARÁ SU NOMBRE”.

Once
Once reyes y gobernantes ofendidos con siervos de Yahweh porque les dijeron la verdad:
1. Faraón, Ex. 10:28.
2. Balac,Nm.24:10.
3. Jeroboam, 1° R. 13:4.
4. Acab, 1° R. 22:27.
5. Naamán,2°R.5:12.
6. Asá, 2° Cr. 16:10.
7. Joás.2°Cr.24:21.
8. Uzías, 2° Cr. 26:19.
9. Joacim (o Joyaquim),Jer. 26:21.
10. Sedequías, Jer. 32:3.
11. Herodes, Mt. 14:3.
José estuvo once años en casa de Potifar:
Tenía 30 años cuando compareció ante
Faraón (Gn. 41:46)… … … … 30
Tenía 17 años cuando lo vendieron
(Gn. 37:2,36) … … … … 17 (restar)
Estuvo dos años en la cárcel (Gn. 42:1)… … * 2 (restar) = 19
30 – 19 = 11
FONTE: http://www.ahmedministerio.org/

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 You can leave a response, or trackback.

Deixe uma resposta